lunes, 19 de mayo de 2014

El Prestigio - Christopher Priest



Título: El Prestigio
Autor: Christopher Priest
Título original: The Prestige
Traductora: Franca Borsani
Editorial: Minotauro
Nº de páginas: 357
ISBN: 9788445076194




Cuando los jóvenes Alfred Borden y Rupert Angier inician sendas carreras como ilusionistas, en la Gran Bretaña de finales del siglo XIX, no saben que sus destinos están unidos. Ambos ambicionan un futuro brillante que pasa por ser, sencillamente, el mejor. Desde el instante temprano en que sus caminos se cruzan, germina la rivalidad entre ellos. La suya será una guerra silenciosa pero persistente que los invadirá por completo: todos sus proyectos profesionales, su vida personal, sus ambiciones, sus sentimientos y sus pasiones se verán dirigidos hacia la única idea que gobierna su destino y que trascenderá a su propia existencia: lograr el truco perfecto, el truco que ni siquiera el mayor de sus rivales pueda superar.


Conocí el libro por su adaptación cinematográfica, El truco final, que está dirigida por Christopher Nolan y tiene un plantel de actores llenos de rostros conocidos. Recuerdo que la fui a ver al cine y que salí de la sala bastante entusiasmada. El caso es que no sabía que estaba basada en un libro hasta que lo vi de oferta en un centro comercial. Me lo llevé a casa pensando que si la película me entusiasmó, la novela iba a gustarme más aún. Y bueno, una vez leída, no sabría decir cuál es mejor. Son distintos. Se diferencian en muchas cosas, se acercan en unas pocas... En general no he tenido una mala experiencia con el libro.

La novela de Christopher Priest se divide en cuatro partes contadas por cuatro narradores diferentes. Una de ellas la cuenta Alfred Borden escrita a través de sus memorias, otra es el diario personal de Rupert Angier y las dos restantes están contadas en la época actual por dos de sus descendientes. La historia de Borden y Angier es una historia de enemistad desde nada más verse. Los dos son jóvenes y están intentando hacerse un hueco como ilusionistas en la Inglaterra de finales del siglo XIX. Los celos profesionales crecen entre ellos haciéndose cada vez más fuertes a medida que pasan los años. Se dedican a intervenir en las actuaciones del otro fastidiándose los trucos, se prueban mutuamente para demostrar quién es el mejor en su campo. Viven obsesionados por superar al rival y esto les acaba pasando factura no solo en la faceta profesional, sino también en la personal.

Alfred Borden y Rupert Angier son dos personajes complicados, tienen sus luces y sus sombras. Los dos están metidos hasta el fango en esta rivalidad que tienen entre ellos y no logran salir de ella. Cuando uno quiere dejarlo y seguir con su vida ocurre algo que lo devuelve al enfrentamiento. No sabría situarme de un lado o del otro porque los dos me parecen igual de culpables. Tal vez si me obligáis a decidir me inclino más del lado de Angier, pero ninguno de los dos me parece inocente.

Me ha gustado mucho como Christopher Priest ha desarrollado a los personajes. Cuando lees la memoria de Borden, acabas pensando que Angier es un monstruo y él es un corderito indefenso. Pero cuando lees el diario de Angier piensas al contrario. Esto me encanta porque me parece muy realista. Al fin y al cabo cuando tenemos una discusión con alguien pensamos que nosotros somos los que tenemos razón y la otra parte es la culpable. Algo así es lo que sucede con Borden y Angier. Los dos tienen puntos de vista completamente diferentes de su relación y es necesario conocer ambas para intentar comprenderlos un poco mejor.
Si no habéis visto la película, posiblemente este libro os gustará más que a mí. Es una novela en la que la sorpresa final y el gran secreto de Borden son muy importantes. Desgraciadamente al haber visto la película, sabía más o menos como iba a terminar todo, por lo que el libro ha perdido el factor sorpresa y el ambiente de suspense que intenta crear Priest a lo largo de toda la historia. Tengo que confesar que en algunas partes me he aburrido un poco. Sobre todo cuando Borden se ponía a hablar de su secreto y divagaba sobre ello una y otra vez, como yo ya sabía lo que me estaba intentando ocultar desde la página uno, se me hacían un poco cuesta arriba esas partes. Por lo tanto, suertudos vosotros que no habéis visto la adaptación cinematográfica porque vais a poder disfrutar plenamente del libro.

El Prestigio empieza siendo una historia realista, los trucos que hacen los dos magos no tienen nada de fantasía. Son los trucos comunes que podemos ver en un espectáculo de magia cualquiera. Sin embargo en la segunda mitad de la novela, la historia gira hacia la ciencia ficción y adquiere un tono más fantasioso.

Las páginas finales de El Prestigio son una de las mejores partes del libro. Es un final muy tenso, claustrofóbico y tétrico. No es un libro de terror, pero esas páginas finales consiguieron meterme el miedo en el cuerpo y es que Priest describe tan bien el ambiente que pone los pelos de punta. Os recomiendo que no hagáis como yo y lo leáis de noche, porque después apagar la luz e irse a dormir no es tan fácil, os lo aseguro. También os aviso de que no tiene un final cerrado, sino que deja algunas cuestiones abiertas y no del todo claras. No pone todas las cartas sobre la mesa, pero te da las pistas necesarias para que imagines las posibles respuestas.

El estilo de Christopher Priest es muy cuidado. No está escrito de una forma ligera, ni sencilla, sino que es bastante descriptivo y a veces se pasa un poco de denso. Hay muchos párrafos describiendo las técnicas de magia que utilizan ambos, como definen ellos el espectáculo que hacen, te explican su trabajo muy detalladamente. No llega a resultar del todo aburrido, pero si no os interesa el tema, puede resultar un poco pesado.

Resumiendo, el libro tiene sus puntos fuertes y sus puntos flojos, aunque estos últimos se los achaco por haber visto la película antes. El Prestigio me ha parecido una historia muy original con una mezcla acertada de ciencia ficción y misterio.

18 comentarios:

Lesincele dijo...

Pues con el libro no creo que me anime...pero con la peli peude que si.
Un beso!

Espe dijo...

No lo conocía pero me llama mucho :) este tema siempre me ha atraído.
Un beso

Carax dijo...

A mi la película me encantó, no sabía que estaba basada en un libro, pero por lo que leo puedo pasar sin leerlo
Besos

Arila dijo...

No conocía el libro, la película sí aunque no la he visto. La verdad es que no me llama mucho la atención así que lo mismo me animo directamente con la peli.
Un beso!

Azalea Real dijo...

Es lo malo a veces de leer después de ver la película, que irremediablemente comparas y ya tienes una imagen en la cabeza que, si no se corresponde del todo -si la peli te ha gustado - pues al final lo acaba pagando un poco el libro.

Besos.

Tatty dijo...

No sabía que había libro tampoco, la película sí que la he visto y me gustó mucho, pero con la lectura no creo que me anime
Besos

Saray dijo...

El libro lo quiero leer desde que vi la película, que es una de mis favoritas por cierto, pero lo he ido dejando pasar y ya ni me acordaba hasta que lo vi aquí.
Por lo que parece, la peli es bastante fiel y eso es bueno, aunque como dices, los que la hemos visto no nos resultará tan sorprendente el final al saberlo ya, pero bueno.
A ver si me animo un día a cogerlo.

Besos!

Seri dijo...

La película no me gustó nada, así que no sé si me animaré con el libro. Por ahora la verdad es que no me apetece. Ya veremos en otra ocasión.
Besos.

Isabel dijo...

Holaaa, creo que vi la peli, pero ya no me acuerdo bien, no me llama mucho el libro. Besos

Margari dijo...

Leí el libro poco después de ver la peli. Y coincido contigo, es un libro un tanto denso. Y al saber ya lo que va a ocurrir, pues el factor sorpresa se pierde un poquito. Pero está muy bien. La trama es muy original y está muy bien contada. Y con lo del final tienes razón. Te deja una mijita de intranquilidad en el cuerpo...
Besotes!!!

Minea dijo...

No conocía el libro, la película no me gustó nada, creo que ni la llegué a entender. Era aquella época en que había otra peli parecida en cartelera, no recuerdo el título, pero la otra sí me gustó.
Besos :)

Ana Blasfuemia dijo...

He visto la película también, con lo cual supongo que también encontraré esos puntos flojos, advertida voy.

Besos

Tizire dijo...

La película me pareció entretenida y no sabía que había un libro en el que se había basado... El problema es que cuando veo antes una peli, luego me da pereza ponerme con el libro y sólo en casos excepcionales lo acabo leyendo. 1beso!

Mar dijo...

Ví la película y me encantó y por lo que dices en tu reseña creo que le voy a dar una oportunidad...

¡Un abrazo!

LasLecturasDeGinger dijo...

La verdad es que no me llama mucho este tipo de libros, y tu puntuación tampoco es demasiado alta, así que por el momento la dejaré pasar :) Esperaré a ver más reseñas :D Un besin! Me quedo por aquí :3

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo...

Leer la novela después de ver la peli es algo arriesgado en este tipo de libros, quiero decir por el factor sorpresa, aunque yo también lo hago (leer después). Como no he visto la peli, lo paso a candidatos veraniegos :)
Besitos

JOHAO dijo...

Al igual que tu he visto esa película, la cual me pareció muy buena, no sabia que era la adaptación de un libro, pero por tu reseña se va mucho mejor el libro que la película (como casi todas las adaptaciones) lo buscare para poder leerlo. ;-)

sofia martínez dijo...

Es un muy buen film, “El Prestigio” nos oferta una serie de actividades de extrema competición profesional con ánimo de venganza familiar y tono de misterio, por cierto me recuerda a “El Hipnotizador”, una serie de TV, tiene temática similar. En fin, la película tiene una historia entretenida en primera instancia, con diálogos rimbombantes y conjeturas rebuscadas nuestro director ejecuta una obra en fragmentos estilo puzzle pero sin llegar a los extremos, con una cuidadosa fotografía, escenarios planeados con la delicadeza de un gran artífice, maquillaje certero y fidedigno, es obvio que toda la producción se esfuerza por sacar la obra a flote sin el desventajoso desinterés del arrebato, sino con la intención de delicadeza, suspense y tensión, para los amantes de la taquicardia cuya percepción inspecciona hasta al más mínimo detalle, el cual será crucial en la película. Las virtudes de la cinta son evidentes, el guión es una obra escapista/ilusionista con el simple propósito de engañar al espectador y hacerlo sentir diversas emociones; la dirección de actores es exquisita.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...